Breve Historia del Muay Thai (Parte3)

orría el año 1914 y el arte del Muay Thai llegó a Europa. Rápidamente arraigo su afición y se crearon las primeras escuelas. Dentro de un breve periodo en el tiempo, el Muay Thai cruzó los mares y fue extendiéndose por todo el mundo… En determinados países dentro del viejo continente: Francia, Bélgica, Holanda, etc. El Muay Thai arraigó con mucha fuerza; también cogió mucha popularidad en E.E.U.U. donde inclusive surgieron estrellas de cine que deben su fama por ser los protagonistas de películas relacionadas, directa o indirectamente, con el Muay Thai.
En el año 1921 se construye el primer estadio en Tailandia, tiene tanto éxito que no tardan a proliferar nuevos y mejorados estadios.
Entre los años 1927 y 1929, después de que un luchador tailandés causara muerte por las heridas sufridas durante un combate de Muay Thai , empiezan a introducirse los guantes. Aproximadamente, sobre el año 1937 y debido a que los combates prolongaban su durabilidad en el tiempo empieza a crearse cierta normativa que regularía: vendaje, número y duración de los asaltos, etc. También a partir de estas fechas, el Ministerio de Educación y Ciencia de Tailandia declaró el Muay Thai como “deporte” tradicional tailandés, favoreciendo con el tiempo la reglamentación amateur y la aparición de federaciones y organizaciones internacionales como pueden ser International Federation of Muay Thai Amateur (I.FM.A) o World Muay Thai Federation (W.M.T.F), etc.
Durante los años 90 y principios de la década del 2000 el Muay Thai se hizo muy popular , en parte gracias al celuloide. Películas como Kickboxer (1989), protagonizada por Jean Claude Vandamme, más cercanos a nuestra década, el film Ong Bak (2003) protagonizada por el artista marcial Tony Jaa, etc. Hicieron catapultar al estrellato un arte milenario, reservado en los albores de su historia, tan solo, a soldados y altos funcionarios del reino de Siam.
JEAN CLAUDE VAN DAMME TONY JAA
Hoy en día podemos ver combates de Muay Thai en cadenas televisivas especializadas en deportes y retransmitidos en directo, por internet, etc. Conservemos pues el arte de los ocho golpes, un legado milenario del pueblo tailandés.